CONSEJOS PARA DORMIR BIEN EN VERANO

En los días de verano el calor puede ser nuestro gran enemigo al momento de intentar conciliar el sueño, para poder descansar tienes que tener en cuenta los tres factores claves que condicionan el reposo a la hora de dormir: el ruido, el sueño y, justamente, la temperatura. El organismo descansa mejor en un ambiente cercano a los 20°, por lo que superándose dicha temperatura conciliar el sueño es más difícil.

Para saber qué hacer, ojo con las recomendaciones del Médico Director Técnico de Calidad de Vida de la Mutual de Seguridad CChC, doctor Christian Vuskovic:

  • Si se tiene, lo ideal es mantener encendido el aire acondicionado del hogar, a una temperatura cercana a los 22° y sólo hasta el momento de acostarse. Esto preparará el ambiente para que conciliar el sueño sea más fácil.
  • Otra opción es mantener encendido algún ventilador -de la amplia gama disponible en el mercado-, focalizando su acción en el dormitorio y en dirección a una salida de aire (como una ventana), para favorecer la salida de aire cálido del interior. Este tipo de aparatos deben ser desconectados siempre antes de dormir.
  • También se puede mantener abiertas dos ventanas (aquellas que no pongan en riesgo la seguridad del hogar), de manera tal que se genere una corriente de aire.
  • A nivel mental, lo ideal es relajarse, no dar vueltas en la cama y desviar nuestro foco de atención de las ganas de dormirnos a toda costa, ya que eso sólo nos mantendrá en vigilia.
  • Cenar ligero y evitar tener estímulos en el dormitorio como televisores o computadores que proyectan luz azul (que interfiere en la producción de melatonina, hormona encargada de la inducción del sueño) -es una buena forma de disponernos a lograr un sueño reparador.
  • También se recomienda mantenerse hidratado, especialmente con bebidas frías y en pequeñas cantidades.
  • Ojo, que el pijama también debe ser un factor de especial atención: prefiera aquellos de algodón, que son más livianos y frescos, ya que las telas sintéticas generan y acumulan calor.
  • Finalmente, si acumula días sin poder conciliar el sueño y la falta del mismo comienza a afectar su vida cotidiana, siempre se puede acudir a un médico especialista.

About The Author

Related posts