¿Cómo afecta a la salud de los niños la vuelta al jardín infantil?

 

Tomar un juguete del suelo, llevarlo a la boca, compartir el chupete o la bombilla del jugo, son situaciones comunes en un jardín infantil, facilitando este tipo de contacto, el contagio de virus, bacterias y parásitos, entre los niños que asisten a un jardín infantil.

Para que la aparición de las enfermedades más comunes de la etapa parvularia no pille a los padres sin saber a qué se enfrentan, el pediatra Pedro Marinov, de Clínica Bupa Antofagasta, da a conocer las características de los cuatro tipos de enfermedades más comunes:

Enfermedades Respiratorias: Como el resfrío común, bronquitis, neumonitiso laringitis, son las que más afectan el sistema respiratorio de los niños. Otras enfermedades a los que están expuestos son la influenza, virus sincicial respiratorio y adenovirus.

  1. Enfermedades Digestivas: Síntomas como diarrea aguda y gastroenteritis, pueden ser provocados por el Virus Rotavirus, Norovirus y Adenovirus.
  2. Enfermedades Infectocontagiosas: Este tipo de enfermedades se caracterizan por su fácil y rápida transmisión. Entre las más comunes están la varicela (virus varicela), el Síndrome pie, mano y boca (Virus Coxsackie), la escarlatina (Estreptococo), y la estomatitis herpética (Virus Herpes). También dentro de este grupo podemos encontrar La Quinta Enfermedad (Parvovirus), el impétigo (Estreptococo-Estafilococo) y la meningitis (Neumococo-Meningococo-Hemofilus-B).
  3. Enfermedades Parasitarias: Causadas por la presencia de parásitos, las enfermedades de este tipo con más presencia entre los niños son la pediculosis (piojos), oxiuriasis (pidulles) y sarna.

Con respecto al nivel de gravedad que pueden causar algunas de las enfermedades mencionadas, el pediatra aconseja llevar a los niños al doctor si presentan síntomas como “cuadro febril que no cede al tercer día, si el niño deja de jugar, reír o si no responde a estímulos”, indica.

¿A qué síntomas se debe estar atento en el caso de los niños?

Otros síntomas a los que el especialista llama a detectar y atender en el corto plazo son:

  • Si el niño respira con dificultad o presenta quejidos.
  • Si tiene fiebre y ronchasen la piel al mismo tiempo.
  • Si el niño no para de vomitar.

About The Author

Related posts