54% de los pacientes con Hepatitis A consumió alimentos en la vía pública

Autoridad asegura que hasta el momento, el mayor riesgo de contraer la enfermedad está en la adquisición y consumo a vendedores sin autorización. 

El 54% de los 57 pacientes que han adquirido la Hepatitis A en la región de Antofagasta, y que lograron ser entrevistados por la autoridad (el 65% de ellos), declara haber consumido alimentos provenientes de vendedores sin autorización sanitaria y que eran comercializados en la vía pública.  Las personas afectadas por la patología tienen en promedio 23 años.   El 13% tuvo que ser hospitalizado; el 60% son chilenos y mayoritariamente corresponden a hombres (62%).

Estos son algunas de las conclusiones más importantes que se desprenden de los primeros análisis efectuados por la Unidad de Epidemiología de la Seremi de Salud, datos que confirman que el brote está relacionado directamente con los hábitos en la adquisición y consumo de los alimentos y con la higiene de los mismos, descartándose por ahora factores vinculados con la salubridad de los servicios básicos. Lila Vergara, Secretaria Regional Ministerial de Salud, precisó que el 89% de los casos confirmados declara estar consumiendo agua proveniente de la red pública, mientras que el 92% indica que deposita sus excretas en la red de alcantarillado.

ALIMENTOS RIESGOSOS

El análisis, añade, no logra precisar cuál de los alimentos es el causante del brote, sin embargo, las personas afectadas dicen haber comido en la vía pública productos como completos, anticuchos, ensaladas preparadas, hamburguesas vegetarianas, empanadas, papas fritas, pollo asado y mariscos o pescados crudos.

La personera insistió en que el brote no está relacionado con factores como el agua potable o el alcantarillado, sino más bien con las conductas de la ciudadanía, recalcando que las más de 2 mil 438 fiscalizaciones que la Seremi de Salud efectuó tanto a vendedores establecidos como a ambulantes los más de 570 sumarios durante el 2016, además del reforzamiento de las acciones en las calles del último mes, no tendrá los efectos deseados si existen personas dispuestas a consumir productos en la vía pública.

Puntualizó que la fiscalización de los vendedores ambulantes no es fácil. “Nosotros le iniciamos el sumario respectivo, requisamos sus productos pero al día siguiente, e inclusive algunas horas después, ya es posible observarlos en otros puntos, vendiendo sus preparaciones”, comentó.

CAMBIO DE ACTITUD

La Autoridad aseguró que la población que adquiere alimentos no autorizados necesita cambiar su actitud, puesto que los brotes de Hepatitis A, no son fáciles de erradicar.   De hecho, es claro que los casos de Hepatitis A continuarán apareciendo puesto que el período de incubación del virus puede ser inclusive de hasta de 2 meses, no obstante, “esperamos que la curva de su incremento comience a descender a partir de la serie de medidas que el sector salud en su conjunto y organizadamente ha tomado”, subrayó.

En ese ámbito Lila Vergara destacó el trabajo de un Comité compuesto por representantes tanto del sector público como privado para el abordaje de la problemática y que incluye a la atención primaria, hospitales y clínicas y que se ha reunido de manera formal desde fines de abril, al menos en 3 ocasiones, tomando importantes decisiones como el inmediato reporte a la Seremi de Salud de los casos sospechosos pesquisados en los distintos recintos médicos a objeto de vacunar rápidamente y de manera preventiva, a los contactos de quienes tengan la patología, situación que ha llevado a la Autoridad a aplicar a la fecha, cerca de 500 dosis.

About The Author

Related posts