Este 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su último informe sobre diabetes -publicado en julio de este año-, entre 1980 y 2014 esta enfermedad ha aumentado de 108 a 422 millones de personas. Una preocupante cifra que ha llevado a realizar una serie de iniciativas para crear conciencia y educar sobre la gravedad de esta patología, así como ayudar a aquellos que la padecen. En este ese contexto, el 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes.

Actualmente, los tratamientos que se llevan a cabo para combatir esta enfermedad consisten en la reducción de la glucemia, medicamentos orales e insulina. Además, se debe llevar una dieta saludable y practicar actividad física.  

Considerando la preocupación por el aumento de este mal y para contribuir con el tratamiento de la diabetes, se están realizando diversos estudios con células madre que podrían mostrar resultados positivos y tienen como objetivo entregar una opción de tratamiento real para tratar esta enfermedad.

Uno de ellos es del Hospital de la Universidad de Alberta en Edmonton junto al Instituto de Investigación de Ensayos Clínicos Atman de la Facultad de Medicina de la Universidad de California, San Diego, Estados Unidos, el cual busca mejorar la producción de insulina en pacientes que no pueden elaborarla mediante el uso de una tecnología llamada PEC-Direct. A través de esta, los científicos a cargo reemplazaron las células madre de los afectados con diabetes tipo 1 y 2 por unas obtenidas durante el desarrollo temprano de la placenta. Estas fueron implantadas y se espera que en unas semanas maduren, y puedan secretar insulina y otras hormonas pancreáticas en respuesta a los cambios en el azúcar de la sangre.

Respecto a este avance científico, el director médico de VidaCel, Dr. Alejandro Guiloff, indicó que “esta investigación es una luz para el futuro de todas las personas que padecen esta enfermedad, ya que las células madre tienen un gran potencial terapéutico y son una opción para reparar o reemplazar los órganos y tejidos dañados del cuerpo”.

Una segunda investigación fue publicada por Stem Cell Translational Medicine, que describe un enfoque diferente. Un equipo de científicos de Estados Unidos, China y España ideó una terapia llamada Stem Cell Educator (SCE). Por medio de ella, se extrajo sangre de pacientes diabéticos y luego se separaron los linfocitos o glóbulos blancos del sistema inmune, uniéndolos a una serie de placas apiladas que contenían células madre. El objetivo de este estudio es que a través de la interacción forzada con las células madre, los linfocitos de la persona “aprendan” a silenciar la respuesta que daña las células beta, que son las productoras de la insulina.

Entre 2010 y 2014, se hicieron varios ensayos con esta terapia, logrando restaurarse la función de las células beta y controlar el azúcar en la sangre de los diabéticos estudiados, pero no se pudo llegar a una respuesta de cómo funcionaba exactamente. Por ello, este nuevo estudio -que durará aproximadamente cuatro años- persigue también determinar este tema.

Aún quedan desafíos que abordar en relación al uso de células madre para el tratamiento de la diabetes. A nivel científico, se está debatiendo sobre la identificación de la mejor opción para determinar qué tipo de célula tiene el mayor potencial para la terapia de la diabetes. Pero al ser una enfermedad con una deficiencia importante en el funcionamiento de un tipo de célula, el potencial de las células madre para tratarla y mejorar el estilo de vida de las personas es grande. Así, las células madre se pueden considerar actualmente una frontera para la terapia de la diabetes, sin embargo se dice que es posible que algún día se conviertan en su base.

Con el propósito de crear conciencia en las personas sobre la importancia de la diabetes y su tratamiento, el 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de dicha enfermedad que padecen millones de personas en el mundo, y que puede derivar en enfermedades renales, cardiacas o accidentes cerebrovasculares

La diabetes se manifiesta de dos formas: Tipo 1 y Tipo 2.  Con la primera, el sistema inmune del cuerpo destruye las células beta, que son las productoras de insulina del páncreas. La Tipo 2 se asocia a la resistencia a la insulina, que tiene que ver con que varios tejidos del cuerpo no responden adecuadamente a la acción de la insulina, debido a la disminución progresiva de la función de la célula beta.

About The Author

Related posts