Ahora la fila es virtual: “Extranjería sigue siendo lo que fue históricamente, un canje político”

  • “Nuestra migración históricamente ha sido boliviana, no todos están alfabetizados digitalmente, muchos vienen de las zonas rurales. Entonces, cómo le dices a ellos que tomen una cita por internet”.

 

 “He hablado con muchos extranjeros que me contactan por redes sociales y la fila que tú no ves es una fila virtual”, de esta manera describe el proceso de transformación digital, María Gloria Lazcano, jefa de Extranjería en Antofagasta hasta el año 2018.

Para ella, en el período que Fabiola Rivero fue gobernadora provincial, había un plan para profesionalizar el servicio e ir consagrando derechos que respetaran a las personas migrantes.

Intención que con su salida se habría visto mermada, ya que varios de los puestos serían ocupados por canjes políticos en el presente.

¿Cómo ves la evolución en la tramitación de las visas y la eliminación de las filas?

 He hablado con muchos extranjeros que me contactan por redes sociales y la fila que tú no ves visual es una fila virtual, con una incertidumbre total. Muchos están pagando a tramitadores, porque para ellos es la única forma de acceder al servicio.

Una vez que entra esta administración (nuevo período presidente Piñera), a mi me exigen eliminar la fila, porque no era visualmente atractiva. En vez de preocuparse de que efectivamente se resolviera el problema.

Entiendo que no era digno una fila de 300 personas, pero esas 300 personas se iban con una solución y una respuesta.

¿Cuáles fueron los avances en el período que estuviste en el servicio?

Entré a trabajar en el 2014 como oficial administrativo y la gobernadora (Fabiola Rivero) crea una unidad especial de Derechos Humanos enfocada en migración, donde contrató a tres egresados de derecho, a sabiendas de que habían muchas temáticas que vulneraban a las personas migrantes.

Así influye la política pública de gobierno en los cambios, ya que había interés en respetar los derechos y consagrarlos más que en las obligaciones.

En Antofagasta fue casi un plan piloto, porque se logró cambiar el sistema de Fonasa y asegurarles el acceso a la salud desde que empiezan a cotizar y no desde que obtuvieran su cedula de identidad, lo mismo en educación.

¿Qué explicación le das a tu salida del Departamento de Extranjería?

Hay varias cosas en realidad, en un principio fue quizás una decisión de la UDI porque querían poner a alguien de su partido. Tengo mis pensamientos claros, pero no pertenezco a ningún partido político y cuando trabajé, recibí gente de izquierda, de derecha y de centro, porque la migración es un tema transversal.

Lo que me sorprendió fue que me llamaran del mismo gobierno desde la Intendencia, y ellos estuvieran más impactados que yo con mi salida. Fue una decisión netamente de la autoridad de turno (gobernadora Katherine López) y en realidad sólo ella pierde.

Es más, alguien con quien había trabajado como dupla, que me lo habían puesto, era Roberto Soto (concejal UDI) y él me llama, me dice, estoy helado me acabo de enterar. Entonces me quedan mis dudas de qué fue, no sé si fue político, o si ellos te mienten cuando te llaman.

¿Piensas que esas decisiones han influido en el actual desempeño de la unidad?

Lo que yo vi como hasta junio o julio, es que seguía firmando uno de los funcionarios más antiguos y no la nueva jefatura. Es un área muy técnica, yo no desmerezco el trabajo de la colega de ahora, pero aprender Extranjería, creo que cuando recién llevaba dos años pude decir que si sabía, porque antes es un aprender constante.

Ahí tú te das cuenta cuando se utiliza el servicio como un canje político, porque contratan a la gente que ayuda en la campaña, a diferencia de llevar personas que efectivamente fueran a desempeñar el cargo y les gustara el tema migratorio.

Uno ve el cambio ahora que se eliminó el “plan migrante”, que buscaba profesionalizar el servicio. Si bien había uno de los chicos que su función era más política, el resto netamente eran egresados que se preocuparan de resolver visas, evitar las vulneraciones de los derechos de los niños, porque ese plan iba enfocado casi netamente en niños.

Por el contrario, sigue siendo como fue históricamente Extranjería, un canje político para asegurar los cargos de quienes le hicieron la campaña.

 

Ahora la fila es virtual

María Gloria, que actualmente imparte clases de derecho migratorio en la Universidad de Antofagasta, explica que luego de su salida en Extranjería, los constantes llamados de personas migrantes para resolver dudas la motivaron a crear junto con una colega, Paniri Consultores, propuesta especializada en capacitar sobre la materia.

¿Qué opinión tienes del cambio en los tiempos de espera?

La disminución en la fila debería generar un efecto inmediato en el ingreso de solicitudes. Nosotros atendíamos diariamente 500 personas, ahora creo que las citas no son más de 200.

Acabo de presentar un reclamo de personas que pidieron cita en junio y hasta la fecha no les otorgan la hora. Son dos meses que están esperando un acceso al servicio.

Por lo tanto, un trámite que se demoraba 90 días antes, ahora se demora casi 150.  Si entras a la página no hay cita, te dicen que de aquí a dos meses recién te pueden responder si te dan una, y si logras que te den una, lo más probable es que sea para un mes más.

¿Qué vulneraciones genera esta demora para las personas migrantes?

Por ejemplo, en cuanto a las visas definitivas, están ingresando recién las de enero a trámite. Son nueve meses que andan con un papel que es un voucher de correo para algunos, y para los que hicieron el trámite en línea, un certificado de envío que significa sólo que el papeleo se envió.

Tengo un joven que está muy desesperado porque pasó todas las pruebas de un trabajo, él postuló a la definitiva como hace cinco meses más o menos, y cuando pasó todo el proceso de selección le pidieron su cédula de identidad, pero como no la tenía perdió todo.

A mi muchos me contactan como asesoría porque llevan dos meses esperando la cita y lamentablemente los procesos son breves. Tienes 90 días para tramitar una visa si eres turista.

Entonces, tú no ves que ese acceso a la información efectivamente se haya solucionado.

No, porque además no hay cursos, no existe una política. Al contrario, he sido contratada en dos oportunidades para hacer charlas a la Corporación Municipal porque la gobernación no ha accedido a hacerlas.

Lo ideal habría sido acompañar esta transformación digital con capacitaciones. Este cierre del servicio que se limita sólo a las citas por internet, genera que las personas que no tienen acceso estén desesperadas buscando la información.

Nuestra migración históricamente ha sido boliviana, no todos están alfabetizados digitalmente, al contrario, muchos vienen de las zonas rurales, de la selva, inclusive hablan otros idiomas. Los ecuatorianos que llegan, muchos son indígenas, entonces cómo le dices a ellos que tomen una cita por internet.

 

 

 

 

 

 

 

 

About The Author

Related posts

WhatsApp chat